Precio de la energía eólica doméstica

Comprar una pequeña turbina eólica doméstica es una decisión que responde principalmente a una motivación ecológica. Sin embargo, la rentabilidad que puedas obtener de esta instalación obedecerá a una serie factores que influirán en el precio de la energía eólica doméstica que generarás.

El precio de la energía eólica doméstica sigue siendo un factor determinante en la elección de esta fuente de energía renovable, pues instalar un aerogenerador es una inversión inicial importante que en la mayoría de los países no cuenta con ninguna clase de incentivos fiscales.

Invertir en un aerogenerador no es para todos. Dependiendo del modelo que se elija y de la potencia que se requiera, un aerogenerador doméstico puede estar entre los 10.000 y 15.000 euros para una turbina de entre 1 y 2 kW de potencia nominal, sin incluir los costes de instalación.

Pero si deseas cubrir el consumo eléctrico de una casa, será necesario realizar inversiones adicionales en un aerogenerador mayor y en acumuladores que podrían elevar el precio de la energía eólica doméstica significativamente.

Pero si apuestas por las energías renovables, definitivamente deberías considerar y evaluar la instalación de una turbina eólica doméstica.

Si te interesan las energías limpias y la eficiencia energética puedes buscar más información a través de este artículo.

Si quieres saber más de las ventajas y desventajas de la energía eólica, de la energía eólica España, del funcionamiento de la energía eólica, del generador de energía eólica, visita nuestro portal web.

precios energía eólica doméstica, precios energía eólica dom&eacu

¿Es rentable la energía eólica doméstica?

La rentabilidad de un sistema eólico depende directamente de la fuerza y ??la frecuencia del viento. Cuanto más poderosos y constantes sean los vientos, más energía eléctrica producirá el aerogenerador. El precio del aerogenerador representa alrededor del 80% del coste total de la inversión.

Es necesario tener en cuenta varios otros parámetros, como es el caso de un estudio de viabilidad, los costes de instalación y mantenimiento, los gastos de conexión y transporte, además de algunos otros gastos adicionales.

La importancia del estudio del viento para la rentabilidad

La fuerza y constancia del viento no es suficiente para generar electricidad en todas partes. Es recomendable, y necesario si se quiere lograr rentabilidad, realizar un estudio del viento durante un período prolongado en el lugar donde se desea instalar el aerogenerador.

Esto permitirá, no solo saber si el lugar es idóneo para este tipo de generación, sino también establecer la altura y el tipo de aerogenerador que mejor se adapta a esa localización.

precios energía eólica doméstica, precios energía eólica dom&eacu

¿Qué tipo de turbina debo instalar?

Existen dos tipos de aerogeneradores populares en el ámbito doméstico: el aerogenerador horizontal y el aerogenerador vertical.

Aerogenerador con turbina horizontal

Este es el tipo más común y más rentable, pero también el más caro. Al tener un rendimiento mucho mayor, es mucho más utilizado que el vertical, especialmente para vientos sostenidos de buena magnitud.

Capturan el viento con palas ensambladas alrededor de un eje que se extiende horizontalmente con respecto al suelo. La rotación de las palas activa el generador, que se encuentra en la parte superior de la turbina eólica.

Como el peso del conjunto se encuentra en la parte superior, los costes de instalación suelen ser mayores y el mástil requerido debe ser más resistente.

Aerogenerador con turbina vertical

En este caso las palas giran alrededor de un eje vertical. Este tipo de aerogeneradores se suelen instalar directamente sobre los techos.

La principal ventaja de este tipo, es que puede capturar viento de mucha menor magnitud, y se adapta muy rápido a los cambios de dirección propios de los entornos urbanos.

También requiere mucho menos espacio y la turbina se mantiene en la parte inferior del conjunto, lo que simplifica y abarata los costes de instalación. Son mucho más compactos que los horizontales, por lo que pueden lidiar con las limitaciones de espacio de las ciudades.

Pero antes de elegir uno de los tipos, es necesario saber si hay viento suficiente para justificar la instalación, y esto requiere un estudio del viento.

Cómo se realiza un estudio de viento

Un estudio del viento para la instalación energía eólica doméstica debe realizarse a varios niveles. Se comienza por la localización general del sitio, y luego se termina por las características de la parcela, las edificaciones cercanas a su casa y en cómo afecta el viento que atraviesa su propiedad.

En forma esquemática podría ser como sigue:

El Mapa Eólico Nacional

Para obtener una visión general del potencial eólico de tu hogar, es necesario obtener información de los atlas y mapas eólicos de España. Mucha de esta información puede obtenerse fácilmente en línea.

Este mapa ofrece información sobre el régimen de vientos a varias altitudes en todo el territorio español. La información viene dada usualmente como velocidad promedio del viento, así que puede servir como punto de partida para estimar la rentabilidad de la instalación.

Estudio teórico del viento

Se realiza luego una simulación del potencial eólico de la ubicación, tomando en cuenta datos meteorológicos de estaciones cercanas.

Mediciones en el sitio

Consiste en mediciones reales en la ubicación precisa del aerogenerador, y a la altura estimada de instalación. La duración de este estudio puede ser de entre 4 y 12 meses. De esta forma se puede cuantificar el potencial eólico en el lugar.

Para esto se suele instalar un mástil de medición que contiene un anemómetro y un registrador de la dirección del viento. Puede hacerse de forma continua, o en períodos cortos, dependiendo de los resultados de los estudios previos.

Todas estas mediciones servirán para establecer la vida útil y la potencia promedio que producirá el aerogenerador.

Presupuesto de un aerogenerador doméstico

Existen tres tipos de costes asociados a una instalación eólica doméstica. El coste de adquisición, el de instalación y el mantenimiento.

Coste de adquisición

El coste de adquirir un aerogenerador varía principalmente en función de la potencia que puede generar, pero también por su tamaño físico, tipo y durabilidad. Las turbinas eólicas más populares en el ámbito doméstico producen entre 1 y 2 kW.

Pero si quieres lograr independencia de la red durante la mayoría del tiempo, debes pensar en turbinas superiores a los 10kW, que pueden alcanzar y superar los 40.000 euros.

Costes de instalación

Esto incluye el trabajo de anclaje del aerogenerador y de instalación de las conexiones eléctricas. El monto es muy variable, y depende del tamaño del mástil, que determinará el tipo de equipos que se necesitan para elevar el generador.

Los mástiles para generadores domésticos casi nunca superan los 12 metros.

Costes de mantenimiento

La vida útil de una turbina eólica está en torno a las 100.000 horas, que corresponden a 20 años. Para poder alcanzar esa vida útil necesitarás estar al día con el mantenimiento, que debes realizar con la periodicidad que indica el fabricante y las indicaciones del instalador.

Algunas de las tareas de mantenimiento que requieren los aerogeneradores incluyen:

  • Verificar y ajustar tuercas y conexiones eléctricas
  • Comprobar la lubricación
  • Inspecciones en busca de corrosión
  • Revisiones de la caja de engranajes y del generador

Las turbinas pequeñas requieren menos mantenimiento, pero su vida útil es mucho menor, al igual que su confiabilidad. Las turbinas grandes requerirán piezas de recambio después de unos años de funcionamiento.

Puedes encontrar más información sobre energías renovables y eficiencia energética a través de esta página.

Puedes saber más del Aerogenerador Eólico en el vídeo: