Energía solar térmica

El sol es la principal fuente de energía para la Tierra. El sol constantemente arroja calor al espacio, pero la tierra solo recibe una pequeña parte de ese calor. Gracias al calor del sol existe vida en la Tierra. La vida de las plantas, de los animales y de las personas depende mucho de la energía solar.

Ahora bien, cuando se habla de esta energía solar es cuando el sol atraviesa la atmósfera en forma de luz, cuya estratosfera actúa como filtro protegiendo a la tierra de tantos rayos solares. Estos rayos solares podrán ser aprovechados con la ayuda de captadores de energía, convirtiéndola en energía solar térmica la cual puede ser utilizada para propietarios de edificaciones, industrias, hospitales, entre otros.

Pero, una vez que esta energía solar térmica es colectada por los captadores solares puede aprovecharse de dos maneras: primero para las aguas de baja temperatura, permitiendo calentar y dar un uso doméstico y segundo para producir electricidad. En estos dos procesos es cuando se hace la diferencia, en la primera decimos que hay energía solar térmica, mientras que en el segundo proceso hay energía fotovoltaica.

energia solar termica

Qué es la energía solar térmica

La energía solar térmica se define como el uso de los rayos del sol generalmente para calentar un líquido, como el agua, que luego podrá ser utilizada para el consumo en casa u oficina. Además, con el uso de la energía solar térmica ahorrarás en consumo de electricidad, ya que para calentar algún tipo de alimento no deberás usar un combustible fósil.

Asimismo, el nuevo Código Técnico de la Edificación (2006) en España establece que todas las edificaciones de nuevas construcciones deben tener en sus tejados estos captadores de energía solar térmico.

Actualmente, en muchos países es utilizado este sistema ya que se aprovechan los rayos solares a través de captadores, cuya función es de recoger la energía recibida por el sol y luego transmitirla a un fluido de transferencia para posteriormente ser utilizado.

En el mercado existen diferentes modelos y tamaños que se ajustan a las necesidades de las personas, estos paneles son elaborados con materiales a base de silicio cristalino o arseniuro de galio. Además, se pueden reciclar una vez su vida útil en la vivienda haya finalizado.

Usos de la energía solar térmica

Es utilizada para la calefacción y agua sanitaria, el cual es captado a través de los paneles solares procedente de los rayos del sol. Esta no requiere de ningún elemento mecánico para captar la energía. Entre las ventajas y desventajas de este tipo de energía, podemos encontrar:

Ventajas de la energía solar térmica

  • En épocas de frío intenso, el agua se puede seguir calentando.
  • Es una energía que no se acaba y que no depende de otra cosa más allá de la incidencia del sol
  • Ahorro de energía eléctrica hasta un 50% reflejándose en la facturas.
  • Su coste de instalación se recupera con facilidad, en pocos años

Desventajas de la energía solar térmica

  • En grandes proyectos se consume mucho tiempo de instalación
  • Se necesita instalar en grandes extensiones de terreno para que sea más rentable, sobre todo si se considera la venta.

Energía fotovoltaica

Es aquella que proviene del sol y que, mediante un equipo que consta de celdas se transforma en electricidad. Esta transformación se produce en unos sensores conocidos como células fotovoltaicas.

Uno de los beneficios de la tecnología fotovoltaica es que se arma en módulos, se pueden construir plantas fotovoltaicas gigantes o instalaciones muy pequeñas.

De hecho, uno de los objetivos con la instalación es que puedas satisfacer tu consumo instalando solo los paneles necesarios.

Ventajas de la energía fotovoltaica

  • Es limpia y no es agente contaminante.
  • Puede usarse en lugares en donde no hay acceso a la red eléctrica.
  • Implica bajo costo de mantenimiento y la fabricación de estos paneles generan empleos.
  • Fácil instalación y genera energía a escala masiva.

Desventajas de la energía fotovoltaica

  • Su producción es baja puesto que la demanda es muy pequeña.
  • El rendimiento dependerá del lugar en donde se haya instalado para su recepción, compra e instalación suele son muy costosa.
  • Se necesita de gran extensión de tierra para la instalación de paneles solares, lo que ocasionaría un problema si no se cuenta con el espacio.
  • Inestabilidad de la radiación solar.

Energía térmica de baja temperatura

Cuando la temperatura es menor a 65º C, se llama energía térmica de baja temperatura y es una forma de energía renovable el cual se puede aplicar en muchos ámbitos para poder reducir la dependencia con otras fuentes como los son: la combustión de gas natural o el carbón.

Ahora bien, los sistemas de energía térmica de baja temperatura son útiles para el calentamiento de las piscinas, para uso doméstico (agua o calefacción) y en el sector de los servicios de mantenimiento. Así como también, en el uso industrial donde amerite agua a bajar temperaturas.

Las instalaciones de baja temperatura han tenido una buena aceptación en el mercado y algunas de estas, son de una instalación obligada para diversas ciudades, gracias a sus beneficios en el estilo de vida del ser humano.

Presupuestos de instalación

En el mercado hay empresas que ofrecen instalación de placas solares térmicas, termosifón o tiro forzado para energía solar con hasta 10 metros de tubería por 449 euro. La instalación total saldría en un aproximado de 650 0 700 euros, agregando la mano de obra del técnico especializado.

Energía térmica de alta temperatura

La energía térmica de alta temperatura son aquellos sistemas que utilizan colectores solares que producen una temperatura mayor a los 500 ºC. Es aquí donde se transforma la radiación solar en energía calorífica.

Esta se caracteriza porque el sistema colector se compone de un grupo de concentradores individuales llamados helióstatos que derivan la radiación del sol concentrada hasta un receptor central.

También puede alcanzar un elevado de concentración y, por lo tanto, operar por encima de los 1000 ºC.

Presupuestos de instalación

Actualmente el precio de una instalación oscila entre los 1,500 y 1,800 euros por metro cuadrado, lo que la hace más costosa en relación a otras del mercado, ya que surtir de energía a una comunidad completa amerita mayor inversión al momento de la instalación.

Para más información, puedes visitar este sitio o hacer clic aquí.